La línea de UPS modulares está concebida para brindar la máxima disponibilidad de suministro de potencia en centros de datos y aplicaciones de procesos de manufactura, logrando niveles de confiabilidad “six nines availability” (99.9999% de uptime).

Para el logro de esos niveles de Uptime se requiere un diseño que minimice los puntos de falla.

La Arquitectura Paralela Descentralizada (DPA) fue diseñada para distribuir la totalidad del hardware y el software de la UPS dentro de los módulos, con la finalidad de reducir los “Puntos Únicos de Falla” (Single Points of Failure).

Los módulos individuales contienen todo lo necesario para funcionar en forma independiente, no comparten componentes comunes con otros módulos. Cada uno tiene su propio rectificador, cargador de baterías, inversor, lógica de control, switch estático y panel de control. Incluso las baterías pueden ser configuradas independientes para cada módulo, de ser necesario.

Con todos los componentes críticos duplicados y distribuidos dentro de los módulos individuales, los potenciales puntos únicos de falla son eliminados.

El uptime del sistema en su conjunto es reforzado también por la capacidad de reemplazo en caliente de los módulos (true safe-swap modularity), que permite el reemplazo de módulos durante la operación normal sin necesidad de forzar el sistema a bypass.

Los módulos se conectan en paralelo para incrementar la potencia del sistema o para lograr redundancia.

El rango de potencias de la línea de UPS modulares va desde 10 kW hasta 3000 KW.